El 8 de Noviembre del 2006 Basil Poledouris, con 61 años, murió debido a un Cancer.

Siento no haberme hecho eco de esta noticia hasta ahora y lo cierto es que me apenó mucho saber tal noticia. 

Aquí os he puesto, como cabecera, un vídeo recopilatorio bastante bueno que unos fans colgaron precisamente como conmemoración de su defunción. Hay todo un repaso de sus más insignes películas, y estoy seguro de que muchos de vosotros conocéis estos clásicos del cine hollywudiense. Además también van aportando material casero e información sobre el que pareció ser el último viaje del sr Poledouris…precisamente aquí, a España, más concretamente a Úbeda. Una lastima haberselo perdido.

Carlos Santana, guitarrista mexicano (weno qué coño, tenéis que saber quien es el jodido Carlos Santana), decía que la música es como la voz. Sólo con oir una palabra eres capaz de distinguir la persona que te habla, aun sin necesidad de verla; de forma análoga, con oir solo una nota de su guitarra él ya era reconocible, al igual que su hermano y todo el mundo.

Pues bien, el sr Poledouris tenía ese estilo tan personal que uno es capaz de reconocer su mano y su talento en sus composiciones. Tuvo la influencia del compositor de bandas sonoras como BenHur, o el Cid, y de su tradición religiosa ortodoxa griega (fanático de sus coros y servicios religiosos). Cuando uno escucha la obra del maestro puede ver que es capaz de ser duro y suave a la vez, belicoso y también pacífico, romántico y cuando se da el caso agrio y rudo. Y sin embargo siempre es él, puedes reconocerlo a través de su música.

Pero “demosle al cesar lo que es del cesar”, sin Conan el Barbaro el sr Poledouris no hubiera llegado tan alto (de hecho fue tanta la altura que fue boicoteado por otros artistas de hollywood). No soy musico y no soy compositor. Lo reconozco. Pero tengo internet y una banda ancha que me permite bajarme tooooda la musica habida y por haber. Soy un cinéfnilo empedernido y he visto miles y miles de peliculas. Y a día de hoy, puedo asegurar sin equivocarme, que jamás he vuelto a degustar una pieza como la de Conan.

Siempre que se va alguien admirado nos obligamos a ensalzar su figura, a perdonar sus deudas y enterrarlo con pena. Yo emito este saludo a uno de los grandes maestros. Disfrutaré de su música pues ese ha sido su legado.

basilpoledouris1

Anuncios